Caballo de Fuego

Caballo de Fuego
Del 25 de enero de 1906 al 12 de febrero de 1907
Del 21 de enero de 1966 al 8 de febrero de 1967

El Caballo de Fuego es una criatura dinámica, con un vigor tal que promete mantener la frescura de la juventud hasta el final de sus días. La voluntad y el espíritu de un Caballo de Fuego no pueden romperse. Este Caballo se mueve a través de la vida con paciencia, filosofía y la habilidad de plantar cara a las adversidades por muy difíciles que sean las circunstancias. En tiempos de soledad, los Caballos de Fuego también tienen una insaciable necesidad de estímulo intelectual y satisfacen su curiosidad por aprender a través de la lectura, de escuchar, de conversar y de viajar. Los Caballos de Fuego son líderes inspirados, reverenciados y respetados. Animan a sus subordinados con amabilidad y el grado justo de disciplina. Se adaptan muy bien a cualquier circunstancia de la vida. La recompensa financiera por todas estas cualidades se queda a medio camino: ni demasiado boyante ni demasiado terrible, pero siempre confortable. Enamorarse de un Caballo de Fuego supone un arrebato de pasión. Estos nobles Caballos son generosos con su amor, colmando a sus parejas de besos y abrazos. Sus amantes saben siempre que pueden contar con ellos, porque los Caballos de Fuego demuestran su amor cada día a través de sus acciones. Cada día es un suave y tierno poema de amor.

Algunos Caballo famosos: el Duque de Windsor, la Princesa Margarita, Billy Graham, Igor Stravinsky, Bertrand Russell, Joseph Haydn, Bárbara Streisand, Nelson Mandela, Anwar Sadat, Neil Armstrong