Los Géneros indican el temperamento personal, por los cual se pueden corregir las malas inclinaciones o encauzar correctamente los buenos sentimientos.

EL ÁRBOL GIGANTE

Quien tiene este género posee un carácter honrado, varonil, enérgico y nunca pierde el esfuerzo ni el ánimo. Aunque tenga dificultades, sabe sostener su situación; por eso tiene carácter para dirigir cualquier empresa, por grande o importante que sea. Sabe aceptar las malas rachas y espera siempre un destino mejor.