Los Géneros indican el temperamento personal, por los cual se pueden corregir las malas inclinaciones o encauzar correctamente los buenos sentimientos.

LA LUZ DE LA VELA

Quien tiene este género posee un carácter delicado y fino, nunca contradice; por eso no tendrá disgustos con las amistades. Es obediente con los superiores. Lo único malo es que su consorte será quien gobierne en el hogar y dé las órdenes.