TIEMPO Y MORALIDAD


Y2K = Año 2000. Fecha límite. Año 2000. El primero de enero del 2000, pero en el calendario ¿de quién? En el calendario lunar chino, será el año 4696. En el calendario árabe Islámico será el año 1420. Yen el calendario maya de la cuenta larga será el año 5112.

Solo en el calendario gregoriano es el año 2000. La crisis del 2000 está en relación con el gregoriano, no con e chino, el árabe, maya o ningún otro calendario. Es el calendario gregoriano el que nos metió en el apocalíptico problema del milenio, en primer lugar. ¿Por qué?...

El calendario gregoriano es un patrón de medida equivocado. No pertenece a ningún estándar de medida como lo demuestra el jingle "30 días tiene septiembre con abril, junio y noviembre, todos los demás tienen 31, etc ..." a diferencia de los calendarios chinos, árabes o hebreos, el gregoriano ni siquiera es un calendario lunar. Este sólo cuenta los 365 días de la órbita de la tierra alrededor del Sol y además tiene el fastidioso problema del día bisiesto, del 29 de febrero cada cuatro años. Pero de ninguna manera es un verdadero calendario solar, mucho menos un estándar de medición.


Cuando uno usa un patrón de medida equivocado lo que obtiene e una mesura errada y no una verdadera medida. Esto describe la actual locura por el dinero, en pocas palabras, una moralidad apática.

Virtualmente, en la actualidad casi todo el mundo acepta el calendario gregoriano de manera incuestionable. Nunca pensamos en lo equivocado que es este estándar de medición. Por haber vivido tanto tiempo en este patrón irregular, no solo hemos creado el monstruoso pantano de la inmoralidad en nuestro quehacer público y privado, sino que también nos hemos aislado del ritmo natural de la vida en el Universo de esta manera, hemos llevado nuestra alienación más lejos hasta la destrucción del medio ambiente. Todo esto se ha agravado a través de la máquina que insistimos en usar en nuestras muñecas, el reloj mecánico, hoy en día digital y el cual fija su posición en nuestro medio ambiente.

La moralidad es el resultado del tiempo. La moralidad es también el comportamiento humano en relación con los ritmos naturales del Universo, los cuales están gobernados por la Ley del tiempo.

Los seres humanos hemos interrumpido o perturbado el ritmo natural del Universo, por haber seguido un patrón irregular de medida, el sistema incorrecto de los doce meses del calendario gregoriano, tanto como el patrón mecanizado de 60 minutos por hora. Estamos muy lejos de vivir en el ritmo natural del Universo y así solo podemos experimentar una moralidad cada vez más degradada y la incauta destrucción de la biosfera, es decir, el sistema de sustentación de la vida en el Planeta.

Para restablecer la moralidad de la humanidad y evitar la completa degradación del medio ambiente, debemos volver a vivir, conjuntamente con los ritmos universales de la naturaleza. Este es el propósito del aún biológico estándar de los 28 días del calendario de las 13 Lunas y de la autoridad moral garantizada por la Ley del Tiempo.

La autoridad moral de la reforma del calendario como un nuevo suministro, basado en una realidad centrada en Dios, para el nuevo milenio. Un nuevo milenio es demasiado importante para que permanezca en el viejo tiempo.

Este movimiento de los niveles sociales, es un Movimiento Mundial por la Paz y el Cambio de Calendario de las Trece Lunas, del cual el Vaticano no quiere que ustedes se enteren y con el cual, las Naciones Unidas no saben qué hacer; sin embargo para desenmascarar a estas dos instituciones, los estamos invitando a que apoyen lo que es la moral y la razón científicamente justificadas para el cambio del calendario.

Solo porque uno desconozca lo que esto significa, no quiere decir que no pueda suceder. Cambiar el calendario a tiempo es lo más positivo que puede ocurrir. Esto lleva nuestra atención a un momento de conciencia común y nos da la oportunidad de replantear nuestro futuro y la manera en que estamos haciendo las cosas.

El cambio del calendario será precedido por el Día Mundial Fuera del Tiempo y la Paz a través de festivales culturales el 25 de julio de 1999. La reforma del calendario es un asunto que afecta hasta el último ser humano sobre la Tierra, no tenemos que continuar viviendo en un planeta en estado de emergencia moral. Si uno quiere tener paz por lo menos un día, entonces cambie el calendario y bríndele una real oportunidad a la Paz.

Dr José Arguelles - Valum Votan.
A favor del Movimiento Mundial de Paz para el Cambio del Calendario de las Trece Lunas y la Biosfera Planetaria.
Luna solar 9, 15 de marzo de 1999.



Corolario: Cuenta de Calendarios, estamos viviendo en este 1999: Chino el año 4696; Hebreo 5759; Hindú 2055; Islámico 1420 y en la cuenta larga de los Mayas 5112, cuál calendario elegirías vivir, cual crees nos permitirá vivir en armonía con todos, cuál nos daría la sintonía con el Cosmos, cuál marca...


Extraido del Calendario por la Paz 1999