Me surgen dudas

Osho,

Tomaré Sannyas en pocos días más. Quisiera que me dijeras algo para mi. Tengo miedo, tengo dudas, y siento que me surge tal felicidad.

Es natural sentir temor cuando estás entrando en algo desconocido. Cada aventura trae sus propios temores. Si uno quiere vivir sin temores sólo puede hacerlo en la tumba. Así es como mucha gente vive: sólo parecen estar vivos. Están respirando, están haciendo sus trabajos, pero eso no es vida.

La vida sólo puede significar una cosa y es que es una aventura constante, siempre moviéndote de lo conocido a lo desconocido, y finalmente, por último, un salto cuántico desde lo desconocido a lo desconocible.

El Sannyas tiene dos pasos: primero desde lo conocido a lo desconocido, y el segundo desde lo desconocido a lo desconocible. Es natural sentirse temeroso y no hay ninguna contradicción en que sientas que te surge la felicidad, eso también es natural como el temor. La persona que vive sin ninguna aventura, vive sin miedo pero también vive sin felicidad. Vive una vida conveniente, confortable, cálida, pero aburrida, estúpida, sin significado, sin ninguna alegría, ninguna canción, ninguna danza; nunca le ocurre nada en su ser, simplemente vegeta. Desde el nacimiento a la muerte, simplemente, va muriendo cada día, cada momento, lentamente. Por supuesto, su muerte es tan lenta que no puede sentirla. Es una especie de suicidio lento.

La gente ha elegido esta especie de suicidio lento porque quieren evitar todo temor. Esto es evitar a la vida misma, y si evitas la vida, evitas a Dios.

La mente es muy temerosa de lo desconocido pues la mente se siente capaz sólo cuando estás funcionando dentro de los límites de lo conocido. La mente significa conocimiento. Tu estás familiarizado con él, conoces todos los pro y los contra, sabes qué hacer, qué no hacer. Has pasado por el mismo camino tantas veces que ahora ya sabes que puedes pasar con los ojos cerrados sin ningún temor de tropezarte con nada o perderte. Funcionas como un robot. La mente consiste solamente de lo conocido. Al momento que comienzas a invitar a lo desconocido, la mente entra en pánico. La mente dice, "No, esto es peligroso. Yo no quiero"

No escuches a la mente pues la mente significa el pasado; muerta está, pasada y pisada. Es no-existencial. Es sólo las huellas de los sucesos que ya no son. La mente no sabe nada del presente. No tiene ninguna capacidad para comulgar con el presente pues el presente es siempre desconocido. No lo puedes reducir al pasado. Y el temor de la mente es que al momento de encontrar el presente, tu tienes que ser espontáneo, y la mente se vuelve inútil. La mente debe ser puesta a un lado

En ese momento comienza a suceder la meditación.

Osho,
Zen, The Special Transmission
Capítulo 10, 1ra pregunta